COMO ELEGIR TU PALA DE PADEL

 

Adquirir una pala de pádel puede suponer un autentico quebradero de cabeza debido a la amplísima oferta de palas de pádel existentes en el mercado. Si embargo, se trata de una decisión de gran importancia y no solo porque una pala inadecuada puede perjudicar en el juego, sino también porque puede facilitar la aparición de lesiones.

A la hora de comprar palas de pádel  es muy importante que no bases tu elección únicamente en el aspecto exterior de la misma. Si bien es cierto que a todos nos gusta jugar con una raqueta con la que nos encontremos estéticamente a gusto, es necesario que tengas en cuenta otros aspectos tales como las características y composición de las palas de pádel, tu tipo de juego, tu condición física, etc.

PARTES DE LAS PALAS DE PADEL

  • MARCO o PERFIL: Es la parte exterior que rodea las palas de pádel aportando firmeza y resistencia. Está compuesto habitualmente de tubulares con diferentes capas de laminados en fibra de vidrio, fibra de carbono o grafito.

  • SUPERFICIE DE IMPACTO: Es la zona donde impacta la bola y la más importante de cara al juego ya que aporta las sensaciones de golpeo. Está estructurada con un interior en goma EVA (goma de absorción de impactos) con diferentes tratos y recubierta de laminados de diferentes materiales, normalmente de fibra de vidrio o carbono. No obstante, cada fabricante de palas de pádel (Coach paddle, Varlion, Dunlop, Vairo, Vision, etc.) utiliza tecnologías y compuestos particulares derivadas de la continuas e incesantes investigaciones que realizan.

a

           

Una vez conocidas un poco mejor las partes y materiales que integran una pala, abordaremos ahora las características que diferencian los diferentes tipos de palas de pádel. Estas características marcarán las pautas para elegir una u otra pala de pádel.

CARACTERÍSTICAS DE LAS PALAS DE PADEL

  • Peso: Podría decirse que no existe un peso adecuado para las palas de pádel sino el peso adecuado para cada jugador atendiendo a una serie de factores y características. Las palas  más livianas permiten moverlas con mayor velocidad proporcionándonos una mejor respuesta en la red a la hora de volear.  Las palas de pádel mas pesadas son más difíciles de mover pero nos dan más potencia a la hora de impactar la bola. Si estás buscando obtener más potencia en tu juego una pala de pádel pesada puede ayudarte aunque esto puede afectar en tu velocidad de respuesta.

Consejo: Trata de jugar con el peso más alto en el que te encuentres cómodo. Cuanta más masa sujete el golpe, menos tendrá que soportar tu brazo.

Nota: El peso de las palas de pádel es directamente proporcional a la duración de las mismas. Pretender jugar con una pala de 355 gramos y que nos dure una vida es complicado.

  • Balance: Si seleccionas palas de pádel que estén bien balanceadas ganarás en control y descanso para tu muñeca. Si el peso está desplazado hacia la cabeza de la pala, ganarás en potencia, pero cuando lleves más de media hora jugando empezarás a notar que ya no 'tiras' con la misma fuerza de muñeca y mandarás bolas directas al muro por llegar tarde al punto ideal de impacto con la bola. Puedes sentir sobrecarga en la muñeca.
    En las  palas de pádel con el peso desplazado hacia el puño, notaras un control fabuloso y si eres jugador de colocación estarás encantado. Sin embargo, puedes notar que en determinados golpes de sujeción, como la volea, pierdes algo de consistencia, siendo en los momentos bajo presión y con el brazo encogido donde echarás en falta algo más de peso en la cabeza ya que no utilizarás la muñeca con tanta precisión.

a

  • Grosor: El reglamento especifica que las palas de pádel no puede tener mas de 38 mm de ancho. Éste no tiene que ser necesariamente el mismo para toda la raqueta, existen modelos en los que el ancho del marco es diferente al de la superficie de impacto. Lo habitual es utilizar palas de pádel  de entre 36 y 38 mm.
  • Dureza : Este es un punto muy importante.  La dureza de la superficie de impacto te facilitará determinado tipo de juego y te perjudicará otro. Las palas de pádel blandas, te darán mayor potencia y te dificultarán el control, es decir, te ayudarán a defenderte en el fondo y te darán potencia en la red. También debes tener en cuenta que cuanto más blandas sean las palas posiblemente su vida útil será menor. En el caso de las palas de pádel duras ocurrirá lo contrario. Por tanto si por tu condición física no tienes problemas para aportar potencia a la bola, una pala de pádel dura te aportará un control mucho mayor en tus golpes, sobre todo voleando en la red.

A parte de las características de la pala existen otros factores a tener en cuneta a la hora de comprar palas de pádel.

  • Nivel de juego: Es el aspecto personal más importante a examinar. El nivel de juego es directamente proporcional a la velocidad de bola y al peso que la bola trae de nuestro oponente. Cuanto mayor es tu nivel de juego, más tendrás que ir subiendo el peso de las palas de pádel que vayas utilizando.
  • Clima: Si juegas en zonas húmedas o a nivel del mar en las que la bola se pone 'pelona' y húmeda, trata de comprar palas de pádel con más peso, sujetarás mucho mejor la bola y con menos esfuerzo ya que de lo contrario, y con el paso del tiempo, terminarás con sobrecarga en antebrazo y codo. Si por el contrario juegas habitualmente en zonas altas lejos del nivel del mar puedes comprar palas de pádel de menor peso en porque las bolas van mucho más rápidas y ligeras y un peso excesivo puede provocar un descontrol de bola muy apreciable.

  • Sexo, edad: Generalizando, podemos decir que las mujeres se encontrarán más cómodas jugando con palas de pádel con pesos comprendidos entre 360 y 380 gramos, y los hombres entre 375 y 400 gramos. Los niños entre 5 y 10 años estarán cómodos  jugando con pálas de padel de entre 280 y 340 gramos, siendo importantísimo su nivel de juego y constitución física.

     

En resumen, cada jugador necesita un tipo de palas de pádel diferente dependiendo de una serie de factores condicionantes. En la mayor parte de los casos lo ideal es comprar palas de pádel intermedias que aporten una buena relación de potencia y control.